#TecnologíaparaVivir | RUTH RUÍZ | FENIN | Madrid |11 MAYO 2020

 

  • La ventilación mecánica puede ser invasiva (a través de un tubo en la tráquea) o no invasiva (mediante una mascarilla o una pipeta bucal).
  • El oxígeno se administra a través de gafas nasales o mascarillas (tipo venturi o con reservorio) y emplea diversidad de fuentes de suministro: canalización de oxígeno hospitalario, depósito de oxígeno líquido, botella de oxígeno gaseoso o concentrador de oxígenos.
  • Estas terapias pueden administrarse en Unidades de vigilancia o de cuidados intensivos (UVI/UCI), en plantas hospitalarias, en residencias geriátricas o en el propio domicilio del paciente.
  • Esta nueva infografía se enmarca en la campaña #TecnologíaparaVivir, que tiene por objetivo mejorar el conocimiento sobre la Tecnología Sanitaria entre la sociedad.

 

Durante estos meses la ventilación mecánica y el oxígeno se han convertido en grandes aliados de los profesionales sanitarios en el manejo de la insuficiencia respiratoria y el Síndrome de Distrés Respiratorio Agudo de los pacientes con COVID-19. Y es que, ya sea en Unidades de vigilancia o de cuidados intensivos (UVI/UCI), en plantas hospitalarias, en residencias geriátricas o en el domicilio del paciente, estos tipos de terapias se han convertido en un soporte vital e imprescindible para la supervivencia para miles de personas en nuestro país.

 

 

Por ello, la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria, Fenin, ha elaborado una infografía que explica de manera visual y sencilla en qué consisten este tipo de productos sanitarios y terapias. Un material que da continuidad a la campaña #TecnologíaparaVivir, iniciada hace semanas por la Federación y cuyo objetivo es ofrecer información rigurosa sobre la tecnología sanitaria esencial en la lucha contra el COVID-19.

VENTILACIÓN MECÁNICA Y OXÍGENO FRENTE AL COVID-19

La nueva infografía difundida por Fenin explica de manera resumida los dos grandes tipos de tratamientos o de terapias respiratorias que se están utilizando para combatir el coronavirus, tanto la ventilación mecánica, que puede ser de dos tipos, como la administración de oxígeno:

  • Ventilación mecánica invasiva: se aplica en Unidades de vigilancia o de cuidados intensivos (UVI/UCI) y su función es reemplazar o asistir mecánicamente la ventilación pulmonar, cuando el paciente no respira de forma espontánea o no es eficaz. Se denomina así porque se aplica de forma invasiva, a través de un tubo situado en la tráquea del paciente, habitualmente, acompañada de la administración de sedantes.
  • Ventilación mecánica no invasiva: puede aplicarse en UCRIs (Unidades de cuidados respiratorios intermedios), en planta hospitalaria o bien en el domicilio del paciente. Su función es asistir mecánicamente la ventilación pulmonar espontánea, cuando la ventilación del paciente no es eficaz, lo cual se realiza a través de una mascarilla o una pipeta bucal. Se trata por tanto de una ventilación no invasiva, ya que no requiere una intubación endotraqueal y, por lo tanto, no suele ir acompañado de la administración de sedantes. Además de para el COVID-19, este tipo de tratamiento puede utilizarse como tratamiento domiciliario en el caso de los pacientes crónicos con afecciones respiratorias.
  • Oxígeno: el oxígeno puede ser administrado en múltiples lugares, desde una planta hospitalaria, hasta el domicilio del paciente o instituciones como las residencias geriátricas. Su función es proporcionar oxígeno en concentraciones mayores a las que se encuentran en el aire para garantizar las necesidades de oxígeno, cuando con la respiración normal no se logra este objetivo. Para ello, se emplean diversidad de fuentes de suministro: canalización de oxígeno hospitalario, depósito de oxígeno líquido, botella de oxígeno gaseoso o concentrador de oxígeno. Los sistemas de administración son las gafas nasales o las mascarillas tipo venturi o con reservorio.

En todos los casos, para conocer la eficacia del tratamiento, es preciso medir la cantidad de dióxido de carbono y de oxígeno, para lo cual se realiza una gasometría arterial (en el hospital) o una pulsioximetría y una capnografía (que puede realizarse tanto en el entorno hospitalario, como en el domiciliario).

 


– NO TE PIERDAS LA OCASIÓN DE CONOCER –

Nuestro Respirador Pulmonar de Emergencias y transporte VITAE 40: Tecnología y Versatilidad sobre la palma de tu mano.


 

La campaña #TecnologíaparaVivir es parte del plan de acción que Fenin está llevando a cabo desde el inicio de la crisis para acelerar la fabricación, importación y distribución de productos sanitarios, con el fin de dar respuesta a las necesidades de nuestro sistema sanitario (+info).

La Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria representa a más de 500 empresas fabricantes y distribuidoras en España, que constituyen más del 80% del volumen total de negocio. El mercado nacional forma parte, junto a Alemania, Reino Unido, Francia e Italia, de los cinco países que representan el 75% del mercado europeo. Asimismo, el sector de Tecnología Sanitaria ha sido identificado como agente estratégico en el ámbito de la salud y como uno de los mercados prioritarios dentro de la Estrategia Estatal de Innovación.

Fundada en 1977, la Federación trabaja por la investigación y el desarrollo tecnológico, que permiten poner al alcance de todos tecnologías, productos y servicios que mejoran la prevención, el diagnóstico, el tratamiento y el control y seguimiento de las enfermedades.

 


⊂ Más INFO ⊃