FUNDACIÓN RECOVER | NOTICIAS | Madrid |16 FEBRERO 2022

El Hospital St. Dominique de Djunang se encuentra en una zona rural de Camerún y es uno de los centros con los que Fundación Recover colabora en el país desde hace ya 15 años. Este hospital atiende a más de 5.000 pacientes al año y da servicio a una población de más de 400.000 personas con pocos recursos que vive mayoritariamente de la agricultura y la ganadería de subsistencia. En estos años ha vivido un gran crecimiento, experimentando un proceso de mejora que ha sido posible gracias al apoyo de diferentes empresas colaboradoras, entre ellas, Hersill, quien ya en 2019 financió un sistema de oxígeno.

Sin embargo, a pesar de los avances, aún queda un grave problema por resolver:  la falta de acceso a electricidad estable. Esto se debe, por un lado, a que la instalación eléctrica que se desarrolló en su día se llevó a cabo sin una verdadera planificación para su crecimiento y sin tener en cuenta la protección de los dispositivos médicos contra el riesgo de cortocircuitos que puedan dañarlos, ni la protección contra incendios de los edificios. De hecho, estas carencias generaron, hace dos años, un incendio en el techo de la sala de partos y el pasado año 2021, un fallo en el circuito eléctrico tuvo como consecuencia el deterioro de algunos equipos médicos. Más allá de estas incidencias, con frecuencia se producen problemas de suministro y cortes en la instalación eléctrica del hospital.

 

 

Por todo ello, gracias de nuevo al fundamental apoyo de Hersill, hemos puesto en marcha un proyecto para mejorar el sistema eléctrico del hospital mediante la instalación de las protecciones adecuadas, agrupación de circuitos y tendido de nuevas líneas para los equipos de gran consumo. Todos los equipos serán suministrados e instalados por una empresa especializada, que además proporcionará formación del personal que haga uso de los equipos.

 

 

Este proyecto supondrá una mejora sustancial de los servicios del centro, que gracias al crecimiento en estos años ya incluyen consultas externas, hospitalización, maternidad, quirófano y laboratorio, así como servicios médicos de ginecología, odontología y ecografía, entre muchos otros. Por eso este proyecto, que además se completará con la adquisición de equipos esenciales de laboratorio, será clave para la población de la zona.