FUNDACIÓN RECOVER | NOTICIAS | Madrid |22 JUNIO 2021

 

La escasez de infraestructuras, equipamiento y personal sanitario cualificado, así como las largas distancias para llegar a centros médicos en las zonas rurales de Camerún, suponen que el acceso a una sanidad de calidad sea todo un desafío para la población local. Por este motivo, muchos centros sanitarios dependen de apoyos externos para iniciar y mejorar sus servicios, lo que a su vez les permite generar los ingresos necesarios para ser autosostenibles.

En Fundación Recover a través del programa de Hospitales para África se trabaja por un modelo de sanidad sostenible en África subsahariana. Por esta razón, desde 2007 apoyan la gestión y el desarrollo sanitario de hospitales sin ánimo de lucro en distintos países de África, para que ofrezcan una atención y asistencia sanitaria digna y acorde con las necesidades básicas de la población.

En este sentido, Fundación Recover ha puesto en marcha un proyecto de apoyo al centro de salud CSI Mère Nazaria de Bamendjou (Camerún), que comienza con una consultoría global que ayudará a identificar un plan de desarrollo óptimo para los próximos años. Esto, además, permitirá conocer las debilidades y fortalezas del centro con el fin de implementar mejoras en distintos ámbitos, tales como gestión, presupuestos, recursos humanos o el propio funcionamiento de servicios y proveedores, entre otros.

Por otra parte, gracias a la colaboración de Hersill como financiador del proyecto, se podrá llevar a cabo el apoyo a las consultas prenatales del centro, lo que será otro de los pilares fundamentales del proyecto. En un país donde el índice de fecundidad se encuentra en torno a cinco hijos por mujer y la mortalidad materno-infantil supera las 500 muertes por cada 100.000 niños nacidos vivos, es fundamental trabajar para revertir las cifras. De esta forma, gracias a la colaboración de Hersill, se podrá adquirir equipamiento para dotar a las consultas prenatales del material médico necesario.

Además, el coste de dar a luz en un centro médico supone un gasto muy elevado para las familias, pues la sanidad pública es 100% de pago, lo que en numerosas ocasiones lleva a realizar el parto en casa sin la atención sanitaria adecuada, y los riesgos que esto conlleva. Por este motivo, el proyecto también subvencionará, parcialmente, las pruebas que las mujeres necesiten, el parto y la ecografía del tercer trimestre.

Cabe mencionar que la subvención será parcial, y no total como podría esperarse, puesto que desde Fundación Recover siempre se busca hacer partícipe de los proyectos que se desarrollan al colectivo meta, considerando que dicha implicación es la base de la cooperación.

Con la mejora del servicio de consultas prenatales y la reducción de costes para las familias, las mujeres embarazadas que acuden a revisión de forma esporádica podrían comenzar a hacerlo regularmente y con la frecuencia necesaria, evitando complicaciones y reduciendo los índices de morbimortalidad materno-infantil en la región.

 

Memoria de actividades 2020