Ante la escasez de material de reanimación en Mauritania, la Agencia Española de Cooperación internacional para el Desarrollo (AECID), dependiente del Ministerio de Asuntos Exteriores, ha gestionado en un tiempo récord el envío entre otros de: 10 respiradores VITAE®40 de la empresa HERSILL, filtros antibacterianos para respiradores, mascarillas faciales de anestesia, arneses para mascarillas, EPI, además de medicamentos y consumibles de tratamiento diagnóstico.

A esto se suma la colaboración de personal sanitario que ha viajado expresamente a este país como refuerzo para combatir el fuerte impacto que el coronavirus está teniendo en el país africano.

Este logro ha sido fruto del trabajo conjunto a inicios del 2020 de la AECID con el Ministerio de Sanidad, a través de su Fundación Estatal de Salud, Infancia y Bienestar Social (FCSAI); y la Fundación para la Cooperación Internacional de la Organización Médica Colegial (FCOMCI).

El pasado 30 de junio, el Presidente del Gobierno Pedro Sánchez, aprovechando su participación en una cumbre internacional en la capital mauritana de Nuakchot, se encargó personalmente de trasladar en su avión esta aportación de material médico sanitario, así como a los 3 médicos y 2 enfermeros que permanecieron en este país hasta el 7 de julio con el objetivo de dar soporte y asesoramiento al personal médico local. A partir de esta fecha el personal sanitario, en los próximos meses a su regreso, continuará dándoles soporte a través de reuniones virtuales.

 

 

Esta iniciativa se puso en marcha a inicios del 2020 y forma parte de una misión sanitaria como apoyo a las especialidades médicas impulsada por el embajador español en Mauritania, quien se encargó de transmitir esta petición al gobierno español, dada la patente emergencia sanitaria que este país sufre en estos momentos, pasando en una semana de 3 casos de infectados de COVID-19 a 3000. Esta iniciativa tiene además el objetivo de reforzar los servicios de salud frente a las epidemias, en este caso el del COVID-19.

La situación mauritana es bastante crítica, no sólo por la carencia de personal especializado, sino también por la falta de equipamiento médico en las unidades de cuidados intensivos y falta de formación de los profesionales encargados de su manejo. Actualmente Mauritania con una población de 4.420.000 de habitantes, cuenta con únicamente 42 cirujanos, 19 anestesistas y ningún especialista en urgencias sanitarias.

Tras analizar durante su estancia las medidas tomadas por el servicio de salud mauritano, el equipo médico español ha querido aconsejar mejoras y transmitir a sus homólogos mauritanos todos los conocimientos adquiridos durante la fase más aguda de la pandemia en España.

Los respiradores artificiales VITAE®40 gracias a su portabilidad y fácil manejo, no sólo servirán para tratar a pacientes dentro de las UCI’s, sino que también serán empleados en hospitales de interior en zonas más rurales de difícil acceso dónde existe una mayor escasez de medios y donde tanto las instalaciones y formación de personal cualificado es algo más deficiente.

“El objetivo de esta misión es trasladar las buenas prácticas y formar, in situ trabajando, a los profesionales sanitarios del sistema mauritano de salud, para que estén capacitados y puedan hacer frente a la Covid-19. Estos médicos tendrán a su disposición toda la logística de la cooperación española y de la organización mundial de la salud (OMS) para el desempeño de su labor” dijo este lunes 29 de junio la coordinadora General de la FCSAI, Marieta Iradier.

 


– NO TE PIERDAS LA OCASIÓN DE CONOCER –

Nuestro Respirador Pulmonar de Emergencias y transporte VITAE®40: Tecnología y Versatilidad sobre la palma de tu mano.